Google+

jueves, 28 de mayo de 2009

Slackware 64, impresiones


Si hace un par de días hablaba sobre la existecía de esta versión en 64, pues era obligación probarlo. Las capturas se han hecho desde una maquina virtual, por que si no, difícilmente puedo hacer las capturas. Si alguien tiene alguna duda de como bajarse una slackware current que entre en este enlace. Con el manual anterior crearemos una iso arrancable. Como podéis ver en la imagen siguente, utiliza el kernel 2.6.29.2 y os preguntareis por que, pues por el ext4.

El proceso de instalación pues es el mismo de toda la vida, así que no notareis diferencias. Pero la gran diferencia se encuentra en la siguiente imagen de abajo:

Ext4, el famoso sistema de archivos, que tanto han hablado de él. Pues ya lo podemos tener por defecto, como veis se mantienen los otros sistemas de archivo. El proceso de instalación no comento nada más por que es todo igual. Solo decir que claro esta, formatee en ext4.

El gestor de arranque sigue siendo lilo,y parece ser que si soporta ext4. También debéis fijaros en que al arrancar el sistema el muñeco TUX ha cambiado, ahora es más raro, por decir algo. Como siempre arranca en nivel de ejecución 3. No esperéis un tiempo de inicio de 20 segundos como Ubuntu, por que a priori no los ofrece. Eso es cosa tuya.

Y al hacer el maravilloso startx aparece Kde jodido en blanco y negro, hasta que instale el VirtualBox Guest Additions y todo listo, recordemos que he usado virtualbox. Al reiniciar la maquina y volver a ejecutar startx apareció el flamante Kde 4.2 con todo funcionando y con la estabilidad de Slackware. No pongo una captura de KDE para no saturaros, ya que no esta modificada ni nada por estilo. Como apunte, al existir java para 64 y flash para 64, el navegador firefox convive bien en un entorno Desktop. Con el escritorio arrancado 97 procesos clavados, el equipo con que estoy ahora 140, notese la diferencia. En cuanto a memoria ram yo recomido minimo 512 M de ram

Así que cada vez espero con más ansia Slackware 13 debido al gran trabajo duro de este equipo de desarrolladores.